Ideas

La normalidad virtual

Nuestra socia Éster Arrebola nos hace una introducción al proyecto que presentó en la Festa del Grafisme

'La normalidad virtual' de Éster Arrebola

Durante la segunda semana de septiembre se creó un espacio dedicado al diseño y la creatividad en el contexto singular de la Festa del Grafisme en Portbou. Entre talleres, charlas y presentaciones, los visitantes y ponentes pudieron ser partícipes de una experiencia donde los acontecimientos fluían a un ritmo adaptado a las circunstancias del lugar.

Nuestra socia Éster Arrebola, que presentó su proyecto ‘La normalidad virtual’ en el marco de las llamadas ‘experiencias’ de la programación de la Festa, nos explica más sobre su trabajo y su vivencia en Portbou.

'La normalidad virtual' de Éster Arrebola

Éster Arrebola, Barcelona 26 de septiembre de 2018,

Sin duda la Fiesta del Grafismo no tiene nada que ver con los eventos relacionados con el diseño a los que podemos asistir por el área metropolitana, porque en el pequeño municipio de Portbou todo funciona diferente. 

Digamos que fue una experiencia extraña -y no en el mal sentido-. El encuentro era etéreo pero amigable, donde no abundaban ni los ordenadores ni los proyectores, ya que las experiencias se realizaban en una ubicación de libre elección sin soportes digitales y en grupos de unas 12 personas. Sin duda esto escapaba de mi zona de confort, pero al finalizar mi explicación y empezar a dialogar con el resto de las personas que habían estado allí escuchándome atentamente, entendí qué era La Festa del Grafisme: compartir y debatir ideas, generar dudas y reflexionar sobre aquello que se nos presenta.

'La normalidad virtual' de Éster Arrebola

La normalidad virtual

El proyecto que presenté se titula 'La normalidad virtual'. Este se enfoca a la reflexión, centrándose en las nuevas actitudes y comportamientos que hemos adquirido a través de la herramienta de Internet.

Dar 'like', hacer 'scroll' o subir archivos a la nube, por ejemplo, son acciones que conllevan en sí mismas nuevas maneras de actuar ante nuestra sociedad digitalizada actual y es precisamente esta la raíz que construye este proyecto.

A través de un marco teórico y 3 ensayos, divago sobre temas como el valor de las 'cosas', la privacidad de datos o la madurez necesaria en el uso de esta tecnología. Siendo estos ensayos representados individualmente por 3 piezas que utilizan el diseño gráfico, la dirección de arte y el cálculo matemático para explicarse.

'La normalidad virtual' de Éster Arrebola

Ensayo 1: El like y el valor de las cosas  

La primera pieza del proyecto es un audiovisual filmado en el MNAC (Museu Nacional d'Art de Catalunya). El film propone un cambio de contexto de la acción scrolling para realzar todo aquello que conlleva. Los usuarios pasamos muchas horas al día recorriendo y "valorando" piezas que se nos presentan en la pantalla (ya sean fotografías, vídeos, dibujos, imágenes de creación digital, etc.).

Y si bien somos podemos tener al alcance 11 imágenes en aproximadamente 2,97 segundos a través de un scroll y dedicar menos de un segundo a decidir si nos gusta o no lo que vemos online —aunque no entendamos lo que significa, o el coste que ha tenido realizarlo— nos parecería absurdo y hasta grosero ir a un museo y recorrerlo corriendo, sin observar, decidiendo si aquellas obras de arte nos parecen o no buenas, pues todos aceptamos que la comprensión requiere reflexión.

Ensayo 2: El subir y la soberanía de mis datos

La segunda pieza del proyecto es una representación formal de un álbum de fotografías físico-digital. Esta pieza nace de la idea de cambiar de escala y contexto —de digital a física— la cantidad de imágenes píxel (estimación: 1.502 imágenes) que podemos ver digitalmente en un único día, para provocar así un impacto mayor y hacernos conscientes, a partir de un ejercicio un tanto naif, de la inmensa cantidad y del peso físico que estas supondrían si no tuviésemos el almacenamiento en nube o digital.

'La normalidad virtual' de Éster Arrebola

Ensayo 3: Nuestro neolenguaje y los emojis

Para acabar, la tercera pieza de La normalidad virtual se formaliza a través de un espécimen sobre los emojis (versión Apple). 

El emoji visto como un nuevo elemento lingüístico no pretende, a mi parecer, substituir el lenguaje escrito, sino más bien intenta trasladar a pantallas el lenguaje oral y sus elementos paralingüísticos —el volumen de la voz que se quiere transmitir, el tono del mensaje, la velocidad de emisión, etc—. A través de esta pequeña publicación se hace un pequeño recorrido por la variedad de connotaciones que se les puede llegar a dar a estas imágenes gráficas y se muestran a una escala gráfica mucho más amplia de lo habitual, animando al observador a examinar todos los detalles que se esconden a simple vista.

'La normalidad virtual' de Éster Arrebola
'La normalidad virtual' de Éster Arrebola

Noticias relacionadas